Hay 5 motivos diferentes por los que se puede llegar a rechazar un pedido en Deliveroo. La lista que encontrarás a continuación los explica y te propone soluciones para evitar que sucedan:

  1. Ingrediente no disponible: Actualiza la disponibilidad de los artículos de la carta para evitar que esto ocurra.

  2. Hora de cierre inminente: Se puede intentar evitar comprobando que las horas de apertura y cierre son correctas.

  3. Ocupado: Utiliza el «modo ocupado» para intentar controlar el volumen de pedidos y la carga de trabajo.

  4. Otros: Circunstancias imprevistas que escapan a tu control.

5. Rechazos automáticos: Rechazaremos automáticamente todos los pedidos a los 10 minutos de haber sido realizados para que el cliente no siga esperando. Para evitar los rechazos automáticos, activa la opción de autoaceptar y todos los pedidos se aceptarán automáticamente.

Artículos relacionados

Rechazar pedidos

¿Cómo puedo saber si mi restaurante está rechazando pedidos?

¿Encontró su respuesta?